In

Las tres playas

Compartir

> 14 años

Las tres playas

No podríamos entender la Historia de Donostia-San Sebastián, especialmente la turística, sin hablar de su famosa bahía y de sus playas.

La bahía de La Concha es sólo una y, dentro de ella encontramos dos playas diferentes: La Concha y Ondarreta.

Playa de La Concha

Seguramente, la más conocida de todas. Atraída por su belleza natural y la tranquilidad de sus aguas, esta playa se convirtió en el lugar de veraneo de la realeza cuando Isabel II, animada por su médico, decidió tratar sus problemas de piel con una terapia revolucionaria para la época: “los baños de ola”.
La tradición fue continuada por la Reina María Cristina, quien decidió construir un palacio de estilo inglés en mitad de la bahía para poder pasar largas temporadas en nuestra ciudad y que hizo que a numerosos miembros del Gobierno y de La Corte siguieran su ejemplo, convirtiendo a Donostia – San Sebastián en el epicentro del veraneo de la alta sociedad a mediados del siglo XIX.

Sería la playa más cercana a Villa Favorita ya que si salimos al paseo por El Bar, sólo hay 60 pasos hasta la arena…

Playa de Ondarreta

Ubicada en el lado izquierdo de la bahía y separada de la playa de La Concha por el saliente rocoso conocido como “Pico del Loro”, esta playa también tiene una gran tradición familiar tanto para locales como para visitantes. Su arenal tiene mayor anchura y la hace menos sensible a los cambios de marea, pero también puede ofrecer más oleaje que La Concha.

Al otro lado del río Urumea, en el barrio de Gros, existe otra playa muy importante para la ciudad:

Playa de la Zurriola

Antiguamente conocida como “playa de Gros” fue renombrada tras su remodelación y ampliación en el año 1994. Se trata de una playa mucho más expuesta al océano, por lo que el oleaje y sus corrientes la hacen más peligrosa para el baño. Al mismo tiempo, estos factores la convierten en un buen lugar para la práctica del surf y otros deportes acuáticos, lo que ha hecho que se haya convertido en una playa de perfil más joven si la comparamos con el estilo clásico y elegante de las playas de la bahía.

Podríamos hablar también de “la cuarta playa”, pero preferiríamos contárselo en persona cuando le recibamos en Villa Favorita.

Otros lugares de interés

Book now

libroReservar