In Noticias

Sabemos que las playas son uno de los principales atractivos de nuestra ciudad, pero en esta ocasión os proponemos un plan diferente: una ruta por los palacios de San Sebastián. ¿Viajamos juntos al siglo XIX?

El último tercio del siglo XIX fue muy especial para nuestra ciudad. La Reina María Cristina fijó aquí su residencia de verano y, con ella, la corte entera se trasladó a nuestra ciudad.  Así, en esta época se edificaron  las villas y palacios que aún hoy aportan un aire romántico y señorial a la ciudad.

La ruta que os proponemos para conocer los palacios de San Sebastián empieza muy cerca de nuestro hotel singular en la Bahía de la Concha y es el origen del veraneo real en nuestra ciudad:

Palacio Miramar

En plena Bahía de la Concha, entre las playas de La Concha y Ondarreta, se encuentra el Palacio Miramar, construido en 1893, por petición de la Reina María Cristina, para establecer la residencia de verano de la familia real.

Es un palacio de estilo inglés construido sobre un proyecto del arquitecto inglés Ralph Selden Wornum. Si bien el edificio está cerrado al público general, os proponemos contemplarlo disfrutando de un paseo por sus espectaculares jardines, obra del maestro jardinero Pierre Ducasse, autor, a su vez, de otros de los jardines que veremos en esta ruta por los palacios de Donostia.

>Experiencia Favorita:  Merece la pena sentarse un rato en los jardines para disfrutar pausadamente de las maravillosas vistas a la Bahía de la Concha.

Palacio de la Diputación

A menos de 10 minutos a pie de nuestro hotel, en la Plaza de Gipuzkoa, encontramos el Palacio de la Diputación Foral de Gipuzkoa o Palacio Provincial. Un palacio de estilo Segundo Imperio diseñado por José de Goicoa, inspirado en la Ópera de París.

Diseñado en 1878, se inauguró en 1885, y el mismo año sufrió un incendio. Aprovechando lo que se salvó del incendio, se realizó un nuevo proyecto, que terminó cinco años después, en 1890.

En su fachada destacan varios bustos de guipuzcoanos de renombre: Urdaneta, Elcano, Oquendo, Lezo y Legazpi. Y sobre ellos, el escudo de la provincia.

Los jardines de esta plaza fueron diseñados, al igual que los del Palacio de Miramar, por Pierre Ducasse.

>Experiencia Favorita:  Recorrer los jardines de la Plaza de Gipuzkoa contemplando la fachada principal del Palacio.

Palacio del Duque de Mandas

Cerca de el Centro de la Ciudad, en el barrio de Egia, encontramos el parque Cristina Enea, considerado uno de los más interesantes parques históricos urbanos de España. En la parte superior del mismo, se encuentra el Palacio del Duque de Mandas, antigua residencia del mismo.

El palacio, obra de José Osinalde, fue construido en 1890, conjugando rasgos de la arquitectura tradicional vasca con las tendencias estilísticas de la época. Los prados, jardines, estanques y caminos son obra de Pierre Ducasse, jardinero de la Casa Real.

Actualmente acoge a la Fundación Cristina Enea, que trabaja en la concienciación y sensibilización de valores ambientales y de sostenibilidad. Dispone de una galería con exposiciones itinerantes que une el edificio principal con una sala de formación, ubicada en la antigua capilla, y un lugar para el descanso de los visitantes.

>Experiencia Favorita:  Dar un paseo por el parque Cristina Enea y observar los Pavos Reales cerca del Palacio del Duque de Mandas.

Palacio de Aiete

Por último, en lo alto de la ciudad, algo más alejado del centro, encontramos el parque y Palacio de Aiete.

El palacio, de inspiración neoclásica, se construyó por encargo de los Duques de Bailén en 1878, proyectado por el arquitecto francés Adolfo Ombrecht. ¿Adivináis quién diseño los jardines? Efectivamente, ¡Pierre Ducasse! Unos jardines que realmente merece la pena visitar, con estanques, grutas, cascadas y ¡más de 100 especies de árboles y plantas!

Durante muchos años, el Palacio de Aiete ha sido residencia de miembros de la realeza y la nobleza. Actualmente alberga la Casa de la Paz y los Derechos Humanos y la Casa de Cultura de Aiete.

>Experiencia Favorita:  Pasear por el parque y dejarse deleitar por su amplia variedad de árboles y plantas. Terminar el paseo con una sesión de fotos en las escaleras de la fachada principal del palacio.

Book now

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar

Reservar